Barcelona Vs. Chelsea y la grandeza del fútbol

Estándar

Esos 90 minutos demuestran porque el futbol es el deporte más hermoso del mundo.

Un equipo, bastante odiado, va a la casa de uno de los mejores clubes del mundo. Uno de sus defensas se lesiona temprano, el otro se va expulsado y caen 2-0. Una paliza absoluta se prevee.

Pero de repente, un gol de la nada les da esperanza. Lo que sigue en el segundo tiempo no fue un equipo tocando la puerta, más bien blandiendo un hacha en la mano gritando “¡Aquiiii esta Johnny!”. De la nada, un penalty. El mejor jugador del mundo va a cobrar… ¡y lo falla! De alguna manera, con una última línea desbaratada, piernas cansadas, enfrentando ataque tras ataque de uno de los equipos más ofensivos nunca vistos, se mantienen firmes. Los neutrales ven esto, poco a poco piensan “Pueden lograrlo”. Estos pensamientos se convierten en soporte, aplaudiendo a los desvalidos compitiendo contra lo imposible, y sosteniendo.

Luego, en tiempo de descuento, rompen filas. Le toca a su delantero, un hombre villanizado toda la temporada, un antiguo campeón que ha fallado oportunidad tras oportunidad, objeto de burlas rivales, y en un solo movimiento de su pierna, coloca con seguridad a su equipo en la final de una de las más grandes competencias de fútbol mundial, derrotando al mejor equipo del mundo.

El precio de la entrada justificado en un solo momento.

Fútbol. Eres grande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s